lunes, 3 de marzo de 2008

SAN BAUDELIO DE BERLANGA

-Que no. -Sí; madre, que sí.

Que yo los vi.

Cuatro elefantes

a la sombra de una palma;

los elefantes, gigantes.

-¿Y la palma? -Pequeñita.

-¿Y qué más?

¿Un quiosco de malaquita?

-Y una ermita.

-Una patraña

tu ermita y tus elefantes.

Ya sería una cabaña

con ovejas trashumantes.

-No. Más bien una mezquita

tan chiquita.

La palma

me llevó el alma.

-Fue sólo un sueño, hijo mío.

-Que no, que estaban allí,

yo los vi,

los elefantes.

Ya no están y estaban antes.

(Y se los llevó un judío

perfil de maravedí)

Hojeando una antología de poesía me encontré este texto de Gerardo Diego que es una bella descripción de la ermita, que todavía está en mi lista de tareas pendientes, de San Baudelio de Berlanga, y una denuncia del expolio de sus pinturas.

Aunque me da la sensación de que el que puso el texto en la antología creyó que toda la descripción no eran más que regustos modernistas, y no vio la descripción de la ermita.

11 comentarios:

Almudena dijo...

Alberto, la poesía es preciosa. ¿Podremos ver fotos aquí de la ermita?

Alberto Calderón dijo...

De momento no, porque, como ya digo, todavía no he estado y no tengo fotografías.

Pero Antonio García Omedes tiene en
http://www.arquivoltas.com/13-Soria/01-SanBaudelio1.htm
bastantes fotografías y mucha información al respecto.

Almudena dijo...

¡Qué interesante! Gracias, otra vez, Alberto.

Paco Torralba dijo...

A mi me dijeron hace años: ¡¡no te mueras sin verla!! Corro la voz...

Juan Nadie dijo...

Maravillosa poesía de Gerardo Diego, sí señor. No la conocía.

finchu dijo...

Gerarado Diego es uno de mis maestros, conocía el poema, pero no la intención.
Y es que hay personas (como tu) que después de escucharlas tienes la sensación de ser un poco mas sabio, y otras que trás oírlas sales un poco mas tonto.

Alberto Calderón dijo...

Finchu, me haces sonrojar.
Pero gracias.

Alkaest dijo...

Buscaba datos sobre ese personaje, León Leví, "perfil de maravedí", quien casi a seguido de "comprar" los frescos de San Baudelio, para venderlos a los nuevos ricos de USA, "compró" la iglesia románica de San Estéban, en San Estéban de Gormaz (Soria). Buscaba digo, y me salió al paso tu blog con ese "inocente" poema. Que considero, la forma más bella de denunciar el expolio de nuestro patrimonio románico.
Visité la ermita en 1983 -antes de ayer, como quien dice-, y a pesar de su expolio puedo decir que tiene un encanto muy especial. A quien pueda acercarse por el Museo del Prado, en Madrid, le sugiero que disfrute de los pocos frescos románicos de San Baudelio, allí conservados. Que por cierto, fueron "devueltos" por los "amigos USA" -aunque no todos-, alucinen ustedes: a cambio de "recibir en préstamo indefinido el ábside románico de San Martín, de Fuentidueña (Segovia)".
Sólo espero, que el Dios de Moisés y Abrahám, le haya pedido cuentas a Don "perfil de maravedí".
Y, como el que no se consuela es porque no quiere, creo que la ermita ha sido restaurada no hace mucho, luciendo ahora más mágica.

Salud y fraternidad.

Alberto Calderón dijo...

Alkaest, dices que venías en busca de datos, pero lo que has hecho es ilustrarme a mí. Gracias por la información tan completa sobre los vergonzosos trapicheos con el patrimonio que nos dejaron nuestros antepasados.

José Luis Bravo dijo...

Lo peor de este expolio es que fue legal. El Tribunal Supremo permitió la salida de la pinturas de España, pese a que, años antes había sido declarada la ermita Monumento Nacional. Pero era de unos particulares de Casilla a los que se pagó la imponente suma de 65.000 pesetas, eso sí, de los años 20 del pasado siglo. La ermita arruinada de San Esteban de Gormaz, a la que también hacéis referencia, es poco más o menos lo mismo. Lo que ocurre es que carecía de la singularidad de la pinturas de San Baudelio.

José Luis Bravo dijo...

Por cierto, está muy bien restaurada, la muestran expertos guías y en Berlanga de Duero hay una reconstrucción digital de sus pinturas muy interesante y magníficamente explicada. El Centro de Interpretación de San Baudelio está en el antiguo matadero. Merece la pena.