martes, 26 de agosto de 2008

EL BARCO DE LA CERCA

El capitel con figuras en barca es un tema recurrente en las iglesias de la provincia de Burgos que se suele agrupar en la llamada "Escuela de Mena - Villadiego". Está presente, por ejemplo, en Siones, Vallejo de Mena, Fuente-Urbel o Boada de Villadiego, y sus interpretaciones son diversas y varían según la iglesia. Se habla comúnmente de la Pesca Milagrosa (Fuente-Urbel, Boada) o de peregrinos desplazándose en barco (Vallejo).

Fuente-Urbel. Pesca Milagrosa

Uno de los capiteles más interesantes de este tipo es el que se encuentra en el exterior de la ventana central del ábside de La Cerca, no lejos de Medina de Pomar. En primer lugar, por la tipología del capitel, cuya escultura rebasa los límites del equino para ocupar el ábaco y la parte de pared adyacente. En segundo lugar, por lo claro de la interpretación: aquí la escena se identifica con la Pesca Milagrosa porque la red de pescar, muy esquematizada, es visible claramente detrás del barco, aunque el relleno moderno de la ventana la tapa parcialmente (en otros capiteles similares la identificación se debe a que son visibles peces junto al barco).

La Cerca. Pesca Milagrosa

El principal punto de interés de este capitel es, sin embargo, el barco de los pescadores. Si en otros capiteles, como el de Fuente-Urbel, se enfatizaban las figuras y el barco era una representación esquemática, en este se trata de una reproducción detallada de un barco del siglo XII.

Hasta la difusión de la coca en el siglo XIII la mayoría de los barcos medievales se basaban en los avances alcanzados por los vikingos hacia el siglo IX. El langskip vikingo, el barco de guerra, era estrecho y alargado, con la proa y la popa curvadas hacia arriba, y estaba construido por el sistema de tingladillo; es decir, las hileras de tablas del casco estaban superpuestas y se sujetaban entre sí por clavos perpendiculares a ellas, lo que conseguía una estanqueidad superior a la obtenida yuxtaponiendo las tablas. El knarr era un barco de comercio, más ancho y redondeado pero en lo demás muy similar al langskip. Las excelentes cualidades de estos barcos hicieron que sirvieran de inspiración para los barcos medievales, que copiaron sus formas y avances técnicos. Aún hoy en día algunos barcos de pesca escandinavos y portugueses muestran grandes similitudes con el knarr.

En efecto, en el barco de pesca del siglo XII representado en el capitel de La Cerca se pueden ver tanto las tablas montadas en tingladillo, con tal grado de detalle que se aprecian los clavos y la separación entre las tablas de la misma hilera; como la forma del casco con la proa y la popa curvadas. El escultor, evidentemente familiarizado con el mundo de los barcos, nos dejó en el capitel un buen testimonio de la construcción naval medieval.

La Cerca. Detalle. Nótese el tingladillo.

8 comentarios:

BARUK dijo...

Hola Alberto,

Alguna vez me he descolgado por tu blog ya que curioseo por lugares románicos, y hoy, tras leer tu última exposición, he pensado presentarme, saludarte y como no, felicitarte por tu espacio.

Las representaciones de barcos en el románico siempre me han resultado muy curiosas y más en lugares alejados del mar.

He oído teorías diferentes sobre su verdadero significado, aunque reconozco que soy partidaria de la explicación del pasaje de la pesca milagrosa, quizá porque sospecho que en aquella época era un tema de moda.


Y tienes razón, se aprecia muy claramente estos detalles de los que hablas, los clavos y las tablas, el escultor sabia lo que tallaba.

Un abrazo

Salud y románico

Juan Nadie dijo...

Magnífica información sobre los navíos medievales, Alberto.

ArtuROM dijo...

Ahora que me acabo de reincorporar a la vida ciber-laboral, me sumo a las felicitaciones.

La verdad es que he de decirte que hoy he aprendido mucho leyendo tu entrada, y es algo que agradezco mucho, especialmente después de llevar dos semanas navegando en los inmensos mares de cereal y girasol segovianos... ¡Ya era hora de ver un barco!

Un saludo, amigo.

Alkaest dijo...

Una vez más, queda claro que los canteros medievales, autores de pequeños edificios, no eran esos picapedreros asalariados, toscos, artesanos de medio pelo, que algunos "expertos" y "catedráticos" se han empeñado en presentar.
Quizá, esa "tosquedad", no sea más que su estilo expresivo...

Salud y fraternidad.

laperdiz dijo...

Fíjate, que cuando vi el barco y las cabezas lo primero que me vino a la mente fué la milagrosa llegada a Compostela, de Santiago decapitado, como relatara Beato de Liebana.

rubén dijo...

Gracias por la información. Casualmente hace unos días encontré uno, en Rejas de San Esteban (Soria).

Hathor dijo...

Me ha emocionado ver el capitel de la iglesia de Fuente-Úrbel,ya que mi abuelo materno nació allí-y allí está enterrado-.Me ha interesado mucho tu blog,si me lo permites,lo seguiré con frecuencia.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu información Alberto.

He localizado tu blog siguiendo la pista a las escenas de barcas en el románico: de Alava (Astulez, Berricano,)a Burgos (Villacian y San Pantaleon de Losa, Paresotas, La Cerca, Vallejo y Siones de Mena, Boada de Villadiego, Fuente Urbel...)

Y seguiremos buscando....

Su significado, "pesca milagrosa..." quién sabe...


Un saludo desde Astulez (Alava)

Muchas gracias

Felix